¿Solo hay un camino para lograrlo?

No importa el tamaño de tu empresa u organización. Todos buscamos hacer más redituables nuestros operaciones al tiempo que mejoramos la calidad de nuestro servicios. Sin embargo, para lograrlo el camino más efectivo es la prevención. 

  1. Conoce los antecedentes de tus empleados

No hay empresa demasiado chica ni demasiado grande que no necesite poner foco en este tema, pues más allá del giro de tu negocio, el factor humano siempre será el más delicado y, si se administra correctamente, el más productivo. 

Conocer los antecedentes de las personas que contratamos o con las que hacemos negocio es el primer y más sensato paso para evitar un fraude, malversación o abuso de confianza. 

Esto quiere decir que tu olfato para detectar buenos aliados, tanto colaboradores como empresas, será fundamental, pero también existen herramientas, como servicios de reclutamiento que se pueden encargar de:

  • Atracción de talento
  • Certificación de personal
  • Estudios psicométricos y socieconómicos
  • Reglamento interior de trabajo
  1. Contrata un outsourcing

Muchas son las reformas en 2020 que buscan regular el outsourcing en México. Lo cierto es que si bien existen empresas que aprovehan los beneficios de este esquema laboral para omitir impuestos, también es verdad que si cumples con las obligaciones patronales, este esquema puede ser benéfico, pues acorde con la Ley del Impuesto Sobre la Renta y la Ley del Impuesto al Valor Agregado, es posible deducir en un 100% el costo de tu plantilla laboral. 

Tal vez te interese: Cómo deducir mi outsourcing al 100%

  1. Realiza auditorías 

En México y desde hace mucho tiempo la auditoría se convirtió en un paso opcional en los procesos contables y administrativos ante el SAT. Sin embargo, aún en su calidad de no obligatorio, muchas son las empresas que siguen buscando año con año un auditor externo que presente informes y análisis de su contabilidad, procesos y modelos de trabajo. 

Y es que una auditoría no se trata solamente de cerrar los libros contables. Un buen auditor puede ofrecerte soluciones administrativas y de procesos para evitar fugas de dinero y mejorar el rendimiento de tu organización. 

Tal vez te interese: Cómo contratar una adutoría externa.

  1. Ten listo un plan contra inspecciones

No importa el giro de tu negocio. Ya sea que tengas un restaurante, una maquila o una comercializadora, todos los negocios son suceptibles de ser inspeccionados por la autoridad. Y más allá de haber tramitado los persmisos o estar al coriente con tus obligaciones fiscales, debes de saber que tal vez necesites un plan contra requerimientos, pues un mal desahogo de éstos, incluso teniendo tus documentos al corriente, puede atraerte multas innecesarias. 

Si tu servicio contable o administrativo no tiene un plan contra inspecciones, es momento de que apliques uno. 

Tal vez te interese: La STPS realizará inspecciones masivas a más de 31 mil centros de trabajo

Soluciones

No importa el tamaño de tu organización, la planeación y la prevención son los caminos más seguros para evitar imprevistos o sanciones que pueden afectar de manera significativa a tu empresa. Contar con un respaldo de abogados, contadores y auditores puede es el mejor paso para lograr la independencia financiera que buscas para tu organización. Acércate a Lofton para encontrar soluciones a tus problemas. 

Redacción Lofton.

Cotiza aquí
close slider