El 8 de julio de 2019 el Departamento de Comercio de Estados Unidos (DOC por sus siglas en inglés) determinó de manera preliminar la imposición de medidas compensatorias a productos de acero estructural provenientes de México, argumentando que algunas empresas mexicanas reciben subsidios.

¿Por qué?

El establecimiento de estas medidas es el resultado de una investigación del Departamento de Comercio que inicio el 4 de enero de este año contra empresas productoras e importadoras de acero de México, China y Canadá a solicitud del American Institute of Steel Construction Full Member Subgroup (Chicago, Illinois).

El resultado preliminar de la investigación revela que productores estadounidenses son afectados por las importaciones de acero estructural de México. Entre las empresas mexicanas involucradas están: Building Systems, Corey, Acero Technologia, Construcciones Industriales Tapia, Estructuras Metálicas la Popular, Operadora CICSA, Swecomex, Preacero Pellizzari México.

¿Qué sigue?

Las exportaciones de estas empresas estarán sujetas al pago de medidas compensatorias adicionales, a su ingreso al mercado estadounidense. El Departamento de Comercio instruirá a la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés) para que realicen los cobros en efectivo a los importadores basados en esta investigación preliminar. Como señalamos, la investigación se encuentra en desarrollo; los resultados definitivos  serán resueltos durante los próximos seis meses.

¿Qué dice México?

El lunes 8 de julio del presente, la Secretaría de Economía emitió el comunicado no. 080 resumiendo la situación y precisando el apoyo a las empresas involucradas para la defensa de sus intereses.

Adicional, la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero (Canacero), se pronunció en contra de las medidas estadounidenses y afirmó que la industria del acero mexicano no recibe subsidios.

Es importante señalar que estas medidas son resultado de un proceso de investigación y no están relacionadas con los aranceles impuestos al acero y al aluminio bajo la Sección 232 que se refiere a Seguridad Nacional de Estados Unidos. Tampoco se relaciona a la amenaza de imponer aranceles a todas las exportaciones de México por el presidente Donal Trump el 30 de mayo del presente.

De igual manera, el presidente de la República mexicana declaró que este acontecimiento representa un caso aislado y no afecta las negociaciones del T-MEC y tampoco representa un riesgo para la estabilidad económica.

Cabe mencionar que son habituales este tipo de controversias en la práctica comercial, incluso la Comisión de Comercio de Estados Unidos, (que es un organismo paralelo al Departamento de Comercio) puede desestimar estas acusaciones si el gobierno mexicano y las empresas logran demostrar que no hay subvenciones ni apoyos especiales que incurran en prácticas desleales.

No podemos descartar afectaciones en la industria del acero, aunque por ahora sólo está dirigida a empresas específicas. Si formas parte de este sector, prepárate. En Lofton estamos para ayudarte y definir las mejores estrategias que tu empresa requiera y prevenir posibles afectaciones. Acércate a nosotros.

Lic. Sara Yocelin Martínez

Cotiza aquí
close slider