Administracion-Federal-de-Aviacion

El pasado 25 de mayo la Administración Federal de Aviación (Federal Aviation Administration) de Estados Unidos degradó la categoría a la aviación mexicana en cuestión de seguridad, lo que de forma inmediata no genera un impacto, pero a mediano y largo plazo, las implicaciones que esto pueda llegar a tener en caso de que no se subsane, serían fatídicas.

Ante el impacto de la pandemia generada por la emergencia sanitaria de SARS-COV-2 (COVID-19), el flujo aéreo tanto de pasajeros como de carga se vio reducido como nunca en la historia; sin embargo, para el primer cuatrimestre de 2021 se registró un incremento en el flujo tanto de mercancías como de pasajeros y la recuperación de los traslados entre México y Estados Unidos se ha visto potencializado por el proceso de vacunación entre ambas naciones.

Desafortunadamente, y a pesar del incremento de traslados, la Administración Federal de Aviación encontró situaciones de incumplimiento al Programa de Evaluación de la Seguridad de la Aviación Internacional y evidenció las limitaciones y carencias en recursos tanto técnicos, monetarios y de gente especializada de la aeronáutica nacional. Nuestro gobierno, en su afán de demostrar su erradicación de la corrupción y su austeridad republicana, ha llevado al límite muchos rubros las condiciones de trabajo de organismos y secretarias que gozaban de prestigio internacional, como es el caso de la aviación.

¿Qué implica esto para las relaciones comerciales de México?

Tomando esto en cuenta, se pone en jaque la viabilidad del nuevo aeropuerto Felipe Ángeles para vuelos internacionales; en palabras más simples, la diversificación de las rutas y los nuevos mercados quedaría en el rezagados en forma importante, así como la creación de nuevos servicios y la operación de códigos compartidos.

Trasladando esto hacia las implicaciones que se pueden tener en el comercio, tanto nacional como internacional, encontramos que existe la posibilidad de que impedir la expansión de nuevas rutas al mercado. Con esto queremos decir que, la versatilidad a la exportación y a la importación se verá mermada al seguir concentrando las llegadas y salidas de productos de los mismos lugares de siempre, manteniendo o encareciendo los servicios que actualmente existen.

¿Cómo puede afectar al comercio exterior?

Supongamos que el servicio logístico actual de importación de un producto de Nueva York a Mexico tiene un valor de 5 USD por KG y su destino final es la Ciudad de Mérida.

El embarque es de una tonelada y su destino aéreo; por la falta de vuelos directos, es la Ciudad de México, donde se recibe la mercancía y de ahí quedan dos alternativas: o se hace una conexión utilizando un segundo avión de menor capacidad y se parcializa el envío, o se hace la contratación de un servicio vía terrestre que demorará aproximadamente de dos a tres días extras en ser entregado al usuario final.

Con las condiciones actuales, las aerolíneas estudian la viabilidad de generar la ruta Nueva York – Mérida ya que los flujos de mercancía y de pasajeros permite que se estudie la posibilidad de tenerla. 

Al degradarse la calificación actual, esta ruta es prácticamente imposible de que pueda operar, aun con un estudio previo de viabilidad, lo cual a la larga encarecería los precios de los servicios.

Sin embargo, si se pudiese abrir la ruta en lugar de pagar 5 USD, como estamos hoy, más lo gastos extras como transporte terrestre de ruta larga o la parcialización de la mercancía al destino final, tendríamos condiciones económicas favorables, con un menor tiempo de traslado y con una mejor oferta por las frecuencias de vuelo.

Con el ejemplo anterior queremos que hacer visible la falta de competitividad en la que nuestro país cae, al ir perdiendo elementos que a lo largo de décadas ha costado mucho posicionar y que cualquier tema que afecte a lo poco bueno que teníamos es un retroceso que nos saldrá muy caro.

Consecuencias de hacer cambios arbitrarios en las rutas aéreas

Anteriormente se suscitó un tema similar en el año 2010, sin embargo, quienes estaban al mando reaccionaron favorablemente para reparar aquello encontrado durante la auditoría y en un plazo de 4 meses se recuperó la Categoría, en la actualidad, como mencionamos anteriormente, la austeridad del gobierno actual ha ido recortando el presupuesto desde que tomó posesión y lo que esta sucediendo es efecto de la situación.

Aunque las autoridades han señalado que se podrá todo el empeño en retomar la calificación cuanto antes, la realidad es que fueron las decisiones arbitrarias de modificar el espacio aéreo, para adecuar las rutas del nuevo aeropuerto Felipe Ángeles ya tienen consecuencias. 

Es necesario que empresas de aviación, de logística y cruce de aduanas, de transportación de mercancías, cámaras empresariales y la sociedad en general ayuden con sus posicionamientos generar presión para que haya un cumplimiento por parte de nuestras autoridades, ya que logrando esto, no solo nos posicionamos a nivel global como cumplidores de las normas y damos una visión de erradicación de corrupción, sino que nos convertimos en socios de países que requieran acceder a nuevos mercados, nos posicionamos como captadores de inversión y subimos dentro de los países con mejor economía de manera global reduciendo nuestra brecha entre el G-20 y el G-7.

LRI Iván Santoyo, Encargado de Comercio Exterior de Lofton

Enlaces relacionados:

Las reuniones bilaterales del presidente Biden dividen la zona económica del T-MEC

¿El Brexit afectará las relaciones comerciales entre Gran Bretaña y México?

Cotiza aquí
close slider