Clima Organizacional y Productividad en la Organización

Una organización que promueve un ambiente de trabajo respetuoso, colaborativo, dinámico y responsable tiene la llave para que la productividad aumente, se incremente la calidad del trabajo y se alcancen los objetivos propuestos. Es responsabilidad de todos los integrantes de la organización lograrlo mediante un liderazgo efectivo, además de tener en cuenta dos condiciones fundamentales: 

  • Físicas: iluminación, ventilación, distribución del espacio
  • Interpersonales: liderazgo, confianza, respeto, comunicación.

La organización debe estar consciente de que el talento humano es el capital más importante, ya que en sus manos está la labor de implementar la estrategia de negocio para alcanzar las metas propuestas por la dirección de la compañía. 

Un error frecuente en muchas organizaciones es considerar que la mejora del clima laboral requiere una alta inversión y por esa razón descartan implementarlas. Esta decisión no suele ser la más adecuada, puesto que está demostrado que las consecuencias de un mal ambiente laboral terminan siendo mucho más costosas que la inversión que requiere optimizarlo.

Para poder tener un clima laboral productivo se deben considerar las siguientes características, que influyen directa y positivamente en el comportamiento y desempeño de los integrantes del equipo de trabajo.

  1. Participación: Una compañía con un buen clima laboral propicia el involucramiento y la participación activa de las personas en los proyectos de la compañía. Dedicar tiempos y espacios definidos para compartir con los colaboradores logros, conmemoraciones, presentaciones, etc; pueden  hacerlos sentir parte importante del grupo.
  2. Comunicación: Los colaboradores que interactúan en un ambiente de cordialidad y honestidad saben que pueden expresar sus opiniones y comentarios en libertad. Esto genera un  compromiso y satisfacción fuertes, pues todos tienen claro la misión, valores y visión que persigue la compañía y, sobre todo, lo llevan a cabo en sus acciones diarias.
  3. Reconocimiento: Un buen clima laboral reconoce el esfuerzo y la capacidad de las personas para alcanzar sus objetivos. El objetivo principal es que el grupo sienta que su esfuerzo es valorado y que quienes no han logrado esos reconocimientos sepan que lo pueden alcanzar mejorando día a día.
  4. Respeto: Un clima laboral basado en el respeto por el otro, por sus cualidades, conocimientos y actuaciones permite resolver las diferencias que se presenten entre el equipo. Pasar varias horas al día junto con los compañeros no es fácil, pero con educación y cortesía se puede conformar un ambiente apropiado para todos.
  5. Competitividad: Un clima laboral en el que se reconocen los logros, hace que las personas estén motivadas para cumplir con mayor efectividad sus metas. Cuando esto sucede, la competencia es positiva, pues se convierte en el mejor estímulo para el trabajador.

Para fortalecer el clima organizacional, fomentar la creatividad, la innovación y la productividad, la organización debe convertirse en un lugar propicio para el desarrollo del personal, tomando en cuenta las siguientes estrategias:

  • Apoyar ideas novedosas. Para que una idea propuesta por un colaborador de la compañía tenga éxito, necesita ser desarrollada e impulsada por sus superiores.
  • Confiar en el equipo de trabajo. Los colaboradores pueden alcanzar su mayor nivel de productividad cuando están seguros de la confianza que tienen por parte de sus jefes a la hora de realizar su trabajo o cuando les encomiendan encargarse de nuevos proyectos.
  • Arriesgarse. La planeación es la llave para el éxito de cualquier estrategia organizacional, sin embargo, si se planea en exceso puede ser un obstáculo para la productividad. Es importante pasar más rápido de la planeación a la ejecución y ello conlleva tomar riesgos. Si hay confianza en el equipo, la probabilidad de éxito aumenta.
  • Permitir un ambiente de cordialidad. En el ambiente de trabajo debe prevalecer un trato de respeto, junto con un sentido de responsabilidad y profesionalismo que promuevan un clima óptimo para disfrutar lo que se hace y no tomarlo como una obligación.
  • Fomentar la participación y afrontar retos. La productividad en la organización puede aumentar notablemente cuando se les permite a los colaboradores participar de la toma de decisiones. La construcción de estrategias corporativas en las que participen activamente los colaboradores implica, a su vez, nuevos retos y compromisos para quienes las propongan.

Para que un colaborador alcance todo su potencial productivo, debe contar con las condiciones adecuadas para desempeñarse. No basta con tener un gran entrenamiento y las herramientas de trabajo disponibles, la clave es que se sienta motivado, satisfecho y feliz con su trabajo, con su entorno, con sus compañeros y con sus jefes. En Lofton, Servicios Integrales nuestros especialistas en Diagnóstico Organizacional te pueden ayudar a evaluar el desempeño de tus sistemas organizacionales para fomentar un clima laboral óptimo. Esto te garantizará el aumento en la productividad y desempeño de todos tus colaboradores, así como el aumento en tus indicadores clave.  

Lic. Héctor Serna Bautista

Categorías
Cotiza aquí
close slider