diferencias-entre-contrato-mercantil-y-contrato-civil

Hoy en día todas las personas tanto físicas como morales firman contratos a efecto de conseguir diversas obligaciones, ya sean temas personales o laborales, por lo que resulta necesario conocer cuáles son los alcances de éstos y sobre todo las diferencias que tienen para el fin que persigan. 

Por ello preparamos un blog con las generalidades de todo contrato para posteriormente, identificar las diferencias. 

Para comenzar tenemos que el Código Civil de la Ciudad de México, nos dice que los contratos son el acuerdo de dos o más personas para crear, transferir, modificar o extinguir obligaciones

Características comunes a todos los contratos

Todos los contratos, sean de cualquier naturaleza, contienen:  

  • Consensual. Se perfecciona con el consentimiento o voluntad de las partes, aunque sea verbal o tacita;
  • Bilateral. Porque contamos con la existencia de dos partes o más que intervienen en los contratos,
  • Oneroso. Pues supone una carga para cada una de las partes, ya sea el realizar determinada acción (servicio en general) o a través de algún pago de forma económica.

Así mismo es importante señalar que para la celebración de algún contrato es necesario que las partes:

  • Capacidad jurídica. Capacidad para ser titular de derechos y obligaciones 
  • Capacidad de obrar. Capacidad para poder ejercitar esos derechos y obligaciones, dicha capacidad se alcanza con la mayoría de edad, o mediante negocio jurídico o por la constitución de una empresa.

Ahora que conocemos las generalidades de los contratos, es necesario que identificar la diferencia existen entre un contrato civil y uno mercantil, ya que de esta forma podemos conocer sus efectos y sobre todo, la forma de hacerlos efectivos en caso de incumplimiento de alguna de las partes

Diferencias entre contratos civiles y mercantiles

Competencia en tribunales

Conocer la competencia en los tribunales resulta necesaria, ya en caso de incumplimiento de todo contrato podemos determinar cual es la autoridad encargada de resolverlos. 

En el caso que en los contratos civiles, la competencia la tienen los tribunales civiles, mientras que, en los contratos mercantiles, cuentan con jurisdicción concurrente, es decir se puede demandar en tribunales de juzgados locales o federal, atendiendo al Código de Comercio. 

Leyes que los rigen

La legislación que les aplica es una diferencia trascendente al realizar un contrato civil o mercantil, toda vez que muchos contratos nos piden ciertos requisitos para que sean validos ante la legislación que les aplica. 

Por lo que en términos de ley, los contratos civiles se rigen por el Código Civil local donde se realiza el contrato, por lo que el procedimiento se debe tomar en cuenta el código de procedimientos civiles de la localidad. 

Mientras que los contratos mercantiles se rigen por el Código de Comercio, o en caso de que se suscite alguna cuestión que no lo contemple el Código de Comercio se aplicará de forma supletoria el Código Civil Federal. 

En este sentido, es importante señalar que para los contratos civiles se debe tomar en cuenta el Estado en el que se elaboran y firman, ya que se tomaría esta como base para resolver diferentes cuestiones del contrato civil; sin embargo, en caso de que la legislación local no contemple determinadas cuestiones, debemos remitirnos al Código Civil Federal. 

Objetivos de los contratos mercantiles y civiles

Ahora bien, es relevante determinar cuál es el objeto o la finalidad de los contratos, ya que de esto se desprende otra importante diferencia en los contratos civiles y mercantiles.

 En esta tesitura tenemos que en los contratos civiles su principal función es para consumo o uso propio de las partes; mientras que en los contratos mercantiles su principal característica es la especulación mercantil, es decir hacer alguna ganancia de la operación como fuente de riqueza. 

Partes que intervienen

Finalmente, una diferencia trascendental de los contratos civiles y mercantiles son las partes que intervienen, ya que en los contratos civiles las partes que intervienen son personas físicas con el objetivo de consumirá algo para sí mismos, mientras que en los contratos mercantiles intervienen físicos y morales cuya principal función es tener un beneficio con dicha operación. 

En Lofton somos expertos en la elaboración de contratos

Ya sea que tus necesidades sean de índole personal o comercial, en Lofton tenemos especialistas en Derecho Civil y Mercantil, los cuales se encuentran facultados para la elaboración de diversos contratos que necesiten nuestros clientes.

Nuestro enfoque se centra en la prevención de contingencias legales a través de la realización de contratos que den certidumbre a las partes sobre sus obligaciones. Si ya tienes un problema, gestionamos también toda la defensa necesaria para hacer valer lo establecido en las relaciones jurídicas que establezcas, ya sean de índole comercial o particular.

Todas nuestras estrategias están centradas en la atención oportuna y profesional, así como proteger los derechos e intereses de nuestros clientes.

Te ofrecemos los servicios de:

  • Elaboración y revisión de contratos
  • Estudio del marco legal aplicable
  • Elaboración o revisión de convenios modificatorios, o de terminación
  • Investigación judicial de la contraparte

Lic. Claudia Cruz, Socia del área Jurídica de Lofton, Servicios Integrales

Conoce más:

Todo sobre la extinción de dominio en el arrendamiento de bienes inmuebles

Características del contrato permuta

Cotiza aquí
close slider