Los influencers se han convertido en un recurso digital muy común en redes sociales y en una estrategia publicitaria cada vez más usada por las marcas para promocionar diferentes productos o servicios.

Ha sido tanta su popularidad que cada vez son más las empresas, sin importar el rubro en el que se encuentren, que apuesta el trabajar con un influencers. 

Un influencer es una persona que tiene la credibilidad necesaria para hablar de algún tema en específico y que cuenta con presencia digital importante, lo que hace que sea atractiva para una marca.

La principal diferencia que tiene con un líder de opinión es el formato, periodo y presencia que hacen del primero un recurso atractivo, mientras que con el líder de opinión no es tan importante. 

Sin embargo, como toda estrategia, es importante evaluar los pros y los contras de contratar este tipo de servicio. 

Pros y contras de trabajar con un influencer

Como todo, este tipo de trabajos tiene ventajas y desventajas, entre las más populares suelen estar:

Ventajas del influencer marketing:

  • Puedes conectar bien con tus seguidores: Si tu influencer es seleccionado correctamente, esta estrategia funciona perfectamente para empatar de manera natural con tus seguidores.
  • Impactas a más gente: Tus seguidores se sentirán atraídos a este líder de opinión digital, pero también puedes captar a otros seguidores, lo cual lo hace muy atractivo para tu marca y amplía su alcance en el mercado.
  • Puede ser más barato que otro tipo de campañas en medios tradicionales: Dependiendo del tipo de influencer, este tipo de campañas pueden tener bajo costo.

Desventajas del influencer marketing:

  • Puede resultar más caro si no se hace una correcta elección: El precio dependerá del tamaño de seguidores o comunidad cautivos que tenga un influencer, van desde lo micro hasta posicionarlos como celebridad. ¿A qué nos referimos específicamente? a lo siguiente:
  • Un micro influencer puede aceptar productos o algún servicio a cambio de hacer sólo menciones en tu marca, mientras que un influencer con más seguidores generalmente tienen cuotas altas por historias, publicaciones o videos. 
  • Puedes perder credibilidad: Es importante revisar adecuadamente lo que éste líder digital va a mencionar de tu marca y que esto suene lo más natural posible. De lo contrario, la gente lo percibirá como un tipo de publicidad forzada, más allá de pensar en una recomendación auténtica. 
  • Existe un riesgo de detonar una crisis de marca: Esta puede detonarse por el uso inadecuado de tu producto, servicio o por un mensaje inapropiado que realice el Influencer.

¿Cuándo una estrategia con influencers no es exitosa?

Uno de los puntos en contra de trabajar con influencers es que, rápidamente, pueden convertirse en una mala estrategia, por una mala planeación o por elegir el segmento de mercado equivocado. Para evitar esto es importante revisar la reputación que tiene el influencer, con que otras marcas colabora y si realmente vale la pena pagar para que esta persona hable de tu marca.

¿Estás pensando en implementar una estrategia con influencers? En Lofton te ayudamos con la planeación y búsqueda de los mejores influencers para tu marca con un equipo de expertos en Marketing Digital. ¡Contáctanos!

Cotiza aquí
close slider