Consultoría en talento y eficiencia organizacional

Estrés y Resignación La realidad laboral mexicana – Norma Oficial Mexicana NOM-035-STPS-2018


Norma Oficial Mexicana NOM-035-STPS-2018

 

¿Qué está sucediendo al interior de las empresas mexicanas?, de acuerdo con cifras de la OCDE a pesar de que los mexicanos somos quienes mas tiempo invertimos en nuestra jornada laboral con 2,258 horas promedio por año, representamos al penúltimo país en términos de productividad laboral, así que haciendo números rápidos y simples se requeriría de cinco trabajadores mexicanos para alcanzar la productividad de un solo trabajador irlandés.

Es una realidad que comúnmente encontramos trabajadores que reflejan una actitud negativa, ya sea en la caja de un autoservicio, una sucursal bancaria, una oficina de gobierno, observamos personas que no sonríen, que reflejan cansancio, angustia o irritabilidad.

No es casualidad que la Organización Mundial de la Salud ha reconocido que para el año 2020 la depresión será la primera causa de discapacidad en el mundo en países en vías de desarrollo como México, y esto es claro cuando vemos que somos uno de los países con mayores índices de estrés laboral de acuerdo con la OCDE, el cual afecta al 43% de los trabajadores de nuestro país.

Pero esto no es nuevo, hace 10 años el portal trabajando.com identificó mediante una encuesta a 2,600 empleados que al 74% de los mexicanos no les gusta su trabajo, pero que a pesar de ello únicamente 1 de cada 5 trabajadores está buscando cambiar de empleo, lo que podría representar que más del 50% de nuestra planta laboral ha caído en una resignación laboral que repercute en altos niveles de apatía y una pobre productividad.

La Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo, reconoce a los riesgos psicosociales y al estrés como uno de los problemas principales que están afectando a la salud de las personas, a las organizaciones y a la economía de las naciones.

¿Qué es eso de riesgos psicosociales?, la Organización Internacional del Trabajo los identificó por vez primera en 1984 y se definen como factores que se derivan de deficiencias en el diseño, organización y gestión del trabajo, como, por ejemplo: cargas de trabajo excesivas, instrucciones contradictorias, indefinición de funciones, inseguridad en el empleo, mala comunicación, desigualdad laboral, discriminación, acoso y violencia.

¿Qué medidas estamos tomando en México?, por increíble que parezca a partir del mes de octubre de 2019, todos los centros de trabajo estaremos obligados a cumplir con la Norma Oficial Mexicana NOM-035-STPS-2018, la cual establece los mecanismos para la identificación, análisis y prevención de los factores de riesgo psicosocial en el trabajo.

Ello representa un gran avance ya que permitirá que tengamos visibilidad sobre factores que afectan a los trabajadores con respecto al ambiente de trabajo, organización del tiempo, liderazgo y relaciones en el trabajo. Desde mi perspectiva esto representa una gran oportunidad para impactar positivamente en la productividad, siempre y cuando los centros de trabajo adopten esta normativa a nivel cultural y no solo adopten medidas para asegurar el cumplimiento y evitar las sanciones correspondientes.

Debemos reconocer que la satisfacción de un trabajador va mucho más allá del salario o el plan de compensaciones y que el reconocimiento de los factores de riesgo psicosociales en el trabajo, podría representar el inicio de una nueva realidad laboral en México.

Cambiemos nuestras malas prácticas laborales e impactemos significativamente en la satisfacción de las personas y la productividad de las organizaciones.

 

Lic. Arístides Ramírez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *