¿Realmente se penalizará a empresas que hagan outsourcing?

El pasado mes de noviembre el senador por Morena, Napoleón Gómez Urrutia, envió al Senado una iniciativa para modificar la ley que regula la subcontratación laboral, mejor conocida como outsourcing

Aunque este esquema de contratación nunca ha gozado de popularidad, salvo por quienes la promueven, lo cierto es que la tercerización comenzó como una práctica para conseguir capital humano especializado en las áreas no centrales de cualquier compañía. Aquí en México, este instrumento se popularizó cuando empresas dedicadas a limpieza y seguridad corporativa comenzaron a ocupar las funciones que empleados menos capacitados realizaban. Siguiendo esta lógica, las empresas comenzaron a contratar servicios de tecnología, informática o asesoría contable, hasta comenzar a tercerizar muchas de sus áreas productivas. 

Outsourcing, reconocido por la ley

En México, el outsourcing se formalizó en la Ley Federal del Trabajo, en el artículo 15-A, que dicta: “El trabajo en régimen de subcontratación es aquel por medio del cual un patrón denominado contratista ejecuta obras o presta servicios con sus trabajadores bajo su dependencia, a favor de un contratante, persona física o moral, la cual fija las tareas del contratista y lo supervisa en el desarrollo de los servicios o la ejecución de las obras contratadas.”

El SAT castiga a empresas de outsourcing

Derivado de la proliferación de las empresas de subcontratación, en 2015 el SAT estableció criterios en donde define cuáles son las prácticas indebidas y qué sanciones obtendrían. Especialmente en lo relativo a esquemas de elusión fiscal, elusión de derechos laborales y empresas fantasma. Ese año, Hacienda detectó que las malas prácticas sumaban operaciones por 198 mil millones de pesos, de los cuales se habrían evadido 80 mil millones de pesos en impuestos. 

¿Cómo saber si tu empresa de outsourcing es confiable?

El esquema de empresas de outsourcing de nómina es absolutamente legal y emplea a alrededor de 2 millones de personas en México. Sin embargo, existen muchas compañías que no están establecidas legalmente o recurren a prácticas fraudulentas. En 2002 se creó la Asociación Mexicana de Capital Humano (AMECH), que respalda a las empresas que garantizan el correcto servicio de tercerización, y tienen incluso una lista donde puedes consultar las empresas constituidas legalmente para estos fines. 

En Lofton nuestros servicios de outsourcing de nómina se realizan en estricto apego a la legalidad vigente, con prácticas que absorben la responsabilidad patronal, lo que te permitirán delegar operaciones de control de nómina, para que te dediques a la parte estratégica de tu empresa. 

Tal vez te interese leer: Consejos para elegir al mejor outsourcing de personal 

Redacción Lofton

Categorías
Cotiza aquí
close slider