Auditoría

Cómo contratar una auditoría externa


¿Cómo contratar una auditoría externa?

.

.

  • 2020 se perfila a ser uno de los años más agresivos en cuanto a recaudación fiscal, por lo que tener en orden tus cuentas puede significar desde ahorros en tus impuestos hasta librar la cárcel. Aquí te decimos cómo prepararte.

.

.

Son muchos los cambios fiscales que el 2020 tiene preparados en materia de recaudación de impuestos, principalmente por la llamada Ley Antilavado y la Reforma Fiscal 2020, que buscan combatir el lavado de dinero y el fraude fiscal por la vía económica, así como aumentar la recaudación y fiscalización. Y aunque las auditorías externas no son obligatorias, sí son un instrumento indispensable para cualquier empresa. Si estás buscando crecer, mejorar tus operaciones o simplemente prevenir riesgos, una auditoría externa puede ser la solución. 

.

¿Por qué y para qué sirven los servicios de auditoría?

Las auditorías son casi tan antiguas como el comercio mismo, pues la necesidad de conocer y ordenar las operaciones mercantiles existe desde el mundo antiguo, con su primer gran auge en el mercado naval del antiguo Egipto hasta su versión moderna, que apareció entre la primera y segunda Revolución Industrial en Gran Bretaña. Y aunque la función es exactamente la misma, el mundo no, y el espectro de lo auditable ha crecido conforme los servicios y los medios para vender también lo hacen.  En la actualidad, y principalmente en México, una auditoría funciona para mejorar los procesos operativos, tener finanzas saludables y no tener problemas con Hacienda.

.

¿Qué tipos de auditoría existen?

Aunque la especialización ha proyectado un sinfín de servicios de auditorías, y dado que las posibilidades de lo auditable aumentan día con día a través de las nuevas tecnologías y los mercados digitales, las funciones más comunes siguen siendo tres, y aquí te la explicamos: 

  • Auditoría de estados financieros. Es el principal tipo de auditoría. Se especializa en examinar una unidad económica como puede ser una empresa o parte de ella, y que resulta en una opinión o informe. Generalmente la pide la alta gerencia para evaluar los procesos internos y tomar mejores decisiones. 
  • Auditoría fiscal. Si has abierto un negocio debes saber que en algún momento el SAT querrá saber si estás pagando correctamente tus impuestos, por lo que pueden hacer una auditoría. Aunque recibirás una notificación previa donde se te informe cuándo y qué periodos fiscales serán auditables, es importante que te prepares antes de que esto pase. Incluso si ya tienes un contador interno o externo, contratar un despacho que revise si has declarado correctamente ante Hacienda te puede ahorrar mucho dinero y estrés. 
  • Auditoría operativa. Es una revisión crítica a la alta dirección de una empresa u organización. Tiene que ver con la gestión administrativa, el cumplimiento de los objetivos y metas, y el resultado es un informe con recomendaciones para optimizar los recursos y generar mayores beneficios.  

.

¿Es obligatorio contratar a un despacho?

Aunque hace un tiempo en México era obligatorio contratar una auditoría externa, lo cierto es que hoy en día es más una necesidad que una obligación, pues éstas ofrecen una visión externa, y por tanto más objetiva de los problemas y riesgos que existen en tu negocio, además de ofrecer soluciones que son difíciles de ver desde dentro. Pero, ¿qué pasa cuando acudimos a un despacho? La primera ventaja es que, si eliges bien, tendrás de tu lado a expertos que habrán trabajado con otras empresas de tu mismo giro, y sabrán actualizarte o ofrecerte información relevante, aunque si eres desconfiado, sabrás que eso significa también un riesgo, que es nuestro siguiente punto:

.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas?

Es importante que sepas que al pedir una auditoría deberás compartir información sensible a un externo, y aunque tal vez tengas a un conocido que ofrezca ayudarte lo mejor es guiarte por la profesionalidad y experiencia de una firma. Si tienes duda de lo que puedes obtener con una auditoría, aquí te lo resumimos: 

  • Evitas fraudes o malas prácticas
  • Garantizas la confiabilidad de los estados financieros de tu organización
  • Le das seguridad a tus clientes, tu personal y a ti mismo
  • Tomas mejores decisiones a partir de conocer mejor a tu empresa
  • Identificas los riesgos latentes
  • Obtienes una opinión objetiva e independiente
  • Resguardas y presentas tu información mediante normas estandarizadas

.

Precauciones

Como en todos los servicios, existen precauciones a considerar antes o durante el proceso de contratar una auditoría externa. Aquí te decimos cuáles:

  • Considera la falta de cooperación

Es bastante común que haya resistencia a las auditorías externas, pues se evalúa el trabajo de tu personal, o el de tu contador. Es necesario que sensibilices a tus empleados sobre la importancia que tendrá compartir información para mejorar el trabajo y avanzar en el cumplimiento de objetivos, mas no en medidas punitivas o castigos. 

  • No hay auditorías urgentes, o todas las son

Las auditorías toman tiempo, sobre todo si quieres que salgan bien. Y aunque los despachos suelen estar acostumbrados a trabajar bajo presión, toma en cuenta que tendrás mejores resultados si te anticipas a las fechas límites. 

.

Por último, si te quedaste con la duda de qué tan seguro es compartir información delicada, debemos decirte que en Lofton SC cuentas con un contrato de privacidad con el que nos comprometemos a resguardar tu información y tú te blindas legalmente bajo el secreto profesional. Asesórate con nuestros expertos del área de Auditoría, que trabajan en conjunto con áreas de Legal Laboral, Contabilidad o Mercadotecnia para obtener un servicio integral y acorde a tus necesidades.

Redacción Lofton

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *