El gobierno federal anunció que en 2021 no aumentará los impuestos en términos reales, pero sí planea incrementar su recaudación. Esto lo podemos observar en el Presupuesto 2021 que recientemente fue aprobado. La meta es recaudar 3.5 billones de pesos en 2021 por ingresos tributarios; esto representa 189 mil millones más que en 2020, este es el objetivo principal del gobierno. Para ello, aumentará la fiscalización de los contribuyentes vía el SAT.

Lejos de avanzar hacia una reforma fiscal enfocada a una recaudación eficiente, en dónde personas físicas y morales paguen lo justo en relación con la generación de “renta o utilidades”, o bien se busque una manera de gravar el comercio informal, la reforma va enfocada a la fiscalización y a la persecución de los contribuyentes actuales, donde todos los intentos de la autoridad se enfocan más en la persecución al contribuyente, que un verdadero cambio en la forma de fiscalización y generación de ingresos fiscales.

¿Por qué el gobierno federal está buscando una mayor fiscalización?

Es un hecho ampliamente conocido que México se encuentra entre los países que es insuficiente su nivel de recaudación para atender las necesidades de su población. Si bien cada año se exploran nuevas alternativas con las reformas fiscales, el gobierno todavía se encuentra lejos de los índices esperados. Algunas de las causas que detectamos son:

  1. La recaudación de impuestos para el sector público se ha visto mermada este año a causa de un menor crecimiento en la economía.
  2. Falta de confianza de la inversión extranjera, que llevo a México a perder su lugar en el ranking del Índice de Confianza de Inversión Extranjera.
  3. La posición de un gobierno que busca en su ejercicio de transparencia y pureza, pero utiliza una fiscalización agresiva con los contribuyentes cumplidos es una bipolaridad en la sociedad que cada día es más peligrosa.
  4. El apoyo incondicional del gobierno para salvar a Pemex, genera un boquete en las finanzas públicas muy importante que bien podría utilizarse en atender necesidades más urgentes, como la reactivación económica que el país requiere.

Frente a ello la autoridad fiscal ha reforzado y encaminado acciones para la fiscalización y cobro de impuestos a los contribuyentes cumplidos y viejos adeudos, lo que ha ayudado a mantener a los impuestos como fuente principal de recursos del sector público y compensar la caída de ingresos.

Para 2021, en vista de una recuperación económica lenta, se advierte que habrá acciones más fuertes por parte del SAT para la recaudación de impuestos y la fiscalización. Como parte de los cambios para mejorar la eficiencia tributaria se encuentran:

Regla antiabuso

Modificaciones como la del artículo 5°, apartado A del Código Fiscal, referente a la razón de negocios.

Como lo vimos en nuestro blog sobre jurídico, la adición del numeral 5-A dispone, bajo un lenguaje negativo, que no existe “razón de negocios” cuando el beneficio económico cuantificado al momento o en lo posterior sea menor al beneficio fiscal; no considerándose como parte de este beneficio económico.

A través de esta reforma, se concibe una apreciación errónea entre los actos que pretende regular la autoridad; por una parte, la “razón de negocios” encaminada a la realización de actos apreciados de manera diferente, de ahí que la autoridad tenga la facultad de reclasificarlos, y por otra, la inexistencia de tales actos ante la falta de materialidad de los mismos. Esto puede tener consecuencias para los contribuyentes cumplidos, si no dan la materialidad adecuada.

Plazo para aclaración de sellos digitales cancelados

También busca que el artículo 17-H Bis, del CFF, dé un límite temporal de 40 días hábiles para que los contribuyentes puedan presentar solicitud de aclaración para subsanar las irregularidades detectadas, o para desvirtuar las causas que motivaron la aplicación de tal medida. Para ello, contar con las pruebas, documentos que validen tus operaciones es fundamental, ya que a partir de ahora se convierten en tu blindaje, cuando la autoridad fiscal detecte o presuponga algunos supuestos y pretenda cancelar los sellos digitales. En este sentido, se ampliará de tres a 10 días el plazo para aclaración de sellos cancelados.

El SAT podrá suspender o disminuir obligaciones de contribuyentes inactivos

Por otro lado, se propone adicionar la fracción XII, en el apartado C, del artículo 27, del CFF, para señalar que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) podrá suspender o disminuir obligaciones que los contribuyentes tengan registradas ante el RFC, cuando determine que éstos no han realizado ningún tipo de actividad en los últimos tres ejercicios anteriores.

Diagnóstico fiscal, una herramienta de prevención

Estos son sólo algunos de los supuestos contenidos en el paquete económico para 2021. Ante tales circunstancias en Lofton Servicios Integrales te sugerimos realizar un diagnóstico fiscal de tu empresa y determinar el grado de exposición de riesgos fiscales y financieros que se tendrán con estas nuevas facultades que la Secretaria de Hacienda y Crédito Público le está otorgando al SAT. 

Con un diagnóstico fiscal realizado por expertos, tu organización podrá:

  • Tener la certeza de que tu empresa cuenta con una gestión fiscal eficiente
  • Podrás prevenir deficiencias en la información que se presenta a la autoridad
  • Evitarás multas derivadas de incumplimiento
  • Te ayuda a comprobar la materialidad de tus operaciones

Si tienes alguna duda o comentario alguno de nuestros sobre el tipo de diagnóstico fiscal que más se adecúe a tus necesidades, nuestros especialistas te ayudará a esclarecerlas, sobre todo te ayudará a encontrar la mejor alternativa de solución y la más eficiente, sin embargo, lo más relevante que hoy las Empresas deben considerar en prevenir los riesgos fiscales.

CP. Enrique Garduño

Categorías
CONTACTO

Oficinas Corporativas:

  • Guillermo Prieto #76,          Colonia San Rafael, C.P. 06470, México D.F.
  • +01 (55) 1500-0666
  • contacto@loftonsc.com

 

Cotiza aquí
close slider