¿Recibiste una carta invitación del SAT sobre tus obligaciones fiscales? Esto debes hacer.

Los contribuyentes mexicanos han presentado este año un millón de declaraciones fiscales más que las realizadas en todo 2018 “por la confianza en el Gobierno”, así lo ha afirmado el presidente Andrés Manuel López Obrador; sin embargo, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) aún está lejos de incrementar en “la buena fe” de los contribuyentes: escenarios de contracción y estancamiento económico amenazan los niveles de recaudación que el Gobierno espera obtener. Ante esta situación el SAT, en los primeros 6 meses de este año, inició dos programas de recaudación denominados “Vigilancia del cumplimiento” y “Caídas recaudatorias”. Ambos buscan incrementar la recaudación a través del envío de cartas invitación, correos electrónicos y el bloqueo de los Certificados de Sello Digital (CSD), en este último caso implica que los contribuyentes no puedan emitir facturas para operar su negocio.

Mediante el asunto “Se te invita a cumplir con tus obligaciones fiscales”, la Administración Desconcentrada de Recaudación y la Administración Desconcentrada de Auditoría Fiscal Federal del SAT ha enviado correos que invitan a acudir a una cita en sus oficinas, esto, con el objeto de informar de presuntas inconsistencias detectadas en el cumplimiento de sus obligaciones fiscales. Las irregularidades que llegan a ser detectadas por la autoridad se refieren a diferencias entre los montos de ingresos acumulables o deducciones autorizadas consignados en declaraciones anuales o mensuales y los importes de ingresos o gastos amparados en Comprobantes Fiscales Digitales por Internet (CFDI). Además, diferencias en el timbrado de nómina y las retenciones enteradas, así como pagos realizados a proveedores listados en términos del artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación (CFF).

Obligaciones fiscales

¿Qué hacer en caso de recibir una carta invitación del SAT?

  1. Lo recomendable es corroborar el remitente del correo electrónico, para descartar que se trate de una invitación apócrifa, estos correos los pueden consultar en la página del SAT, mediante tu buzón tributario. Es tan sencillo como iniciar sesión en la página del Sistema.
  2. Una vez verificado que el correo, deberás revisar el objeto de este, así como identificar su naturaleza (Carta Invitación, Exhorto, Agradecimientos).
  3. Si se trata de una carta invitación deberás ubicar las obligaciones que la autoridad considera omitidas o presentadas con inconsistencias, para que pueda cotejarlas y, de ser necesario, presentes declaraciones normales o complementarias, según aplique. 

Es importante considerar lo siguiente:

  1. Caso omiso. Cuando se ha cumplido correctamente con las obligaciones que la invitación señala como no presentadas o con posibles inconsistencias. Algunos contribuyentes prefieren aclarar su situación para evitar actos de molestia posteriores, aunque queda a tu criterio, pues se entiende que al haber cumplido con sus obligaciones fiscales de manera correcta el contribuyente no debería tener ningún problema.
  2. Regular tu situación fiscal. Con ello nos referimos solamente a ponerse al corriente, es decir, si adeudas declaraciones provisionales, anuales, informativas o avisos, se sugiere presentarlas en cuanto sea posible. Cabe destacar que resulta aplicable el cumplimiento espontáneo, ya que no se considera que la autoridad, a través de la carta invitación haya descubierto una omisión, puesto que la autoridad no se encuentra ejerciendo acciones de cobro coactivo. Se recomienda regularizar el estatus, pues dichas diligencias son la oportunidad que tienen de ponerse a corriente, sin pagar multas, ni ser sujetos de sus facultades de comprobación.
  3. Acudir a PRODECON.  Es el organismo idóneo para dar auxilio y dar a conocer malas prácticas a las que se enfrentan los contribuyentes en los actos de cobro persuasivo y abocarse a su regulación, aunque solamente podrá emitir recomendaciones.

Actualmente las autoridades hacendarias tienen diversos mecanismos que fomentan el pago de impuestos a un número cada vez mayor de contribuyentes. Así que conserva la calma y no entres en pánico. Lo más importante ante esta circunstancia es asesorase, por ello, si crees que tu situación no es la que Hacienda asegura y recibiste una carta invitación, acércate a Lofton y te ayudaremos a encontrar la mejor solución a tus necesidades, ya sea para aclarar o verificar que estás al corriente, o para definir la mejor estrategia y cumplir con tus obligaciones fiscales. 

C.P. Enrique Garduño.

C.P. Christian Castillo.

Categorías
Cotiza aquí
close slider