La Ley de Fomento a la Confianza Ciudadana, que es de orden público y de observancia general para toda la república mexicana ya entró en vigor. Como ya vimos en nuestro blog, tiene como objeto establecer las bases para la instrumentación de acciones y programas que las dependencias de la administración pública federal deberán implementar, de acuerdo con sus atribuciones, para fomentar la confianza ciudadana en todo el territorio mexicano, mediante el otorgamiento de beneficios y facilidades administrativas relacionadas con la actividad económica que desempeñen. 

Toda persona física y moral podrá inscribirse al sistema de la administración pública federal a través de su padrón, el cual contendrá la captura, almacenamiento, custodia, seguridad, consulta y administración de información concerniente a las personas inscritas. Una vez completado el registro, se podrán otorgar beneficios definidos por la Secretaria de Economía por conducto de la Comisión de Mejora Regulatoria.

Cabe señalar que la Secretaria a través de la Comisión tendrá la facultad de coordinarse con las dependencias y entidades dependientes de la administración pública federal, para suspender todo tipo de actividades de vigilancia, inspección o verificación que realicen las personas que fungen como:

  • inspectores
  • verificadores 
  • ejecutores
  • figuras equivalentes adscritas a las dependencias 

Es decir, que tengan como finalidad la vigilancia de los establecimientos, y exceptuando las actividades que tengan como finalidad  resguardar la seguridad nacional, la seguridad de la población, la seguridad alimentaria, de protección civil, sanitarias y la inocuidad agroalimentaria, el medio ambiente, los recursos naturales, los derechos e intereses del consumidor, las relativas al sector financiero y a la materia de armas de fuego y explosivos, así como la protección contra riesgos sanitarios.

De lo anterior, las personas que hayan decidido inscribirse al padrón y cumplan con todos los requisitos establecidos por la Comisión, serán acreedoras para recibir por el Estado, a través del titular del poder Ejecutivo Federal, un reconocimiento, el cual establecerá que tu establecimiento es confiable y que cumple con las disposiciones administrativas; con la finalidad de evitar revisiones y actos arbitrarios por autoridades administrativas.

Este nuevo enfoque de las autoridades tiene como fin fomentar una cultura del cumplimiento mediante la confianza entre empresas y autoridad. Este enfoque deja fuera el sentido punitivo que ha prevalecido en cuanto a la vigilancia de los ordenamientos para los pequeños y grandes negocios. Ya sea que tu empresa se encuentre en proceso de consolidación o ya tengas un negocio estable y productivo, acceder a este nuevo sistema sin duda representará ventajas para tu operación.

En Lofton nuestros expertos en gestión empresarial pueden asesorarte en la regularización de tu negocio, para que puedas acceder a los beneficios que contempla la Ley de Confianza Ciudadana.  

Sergio de la Cruz Morales 

Cotiza aquí
close slider