Una auditoría financiera, bien implementada, no sólo te ayuda a conocer la razonabilidad de tus estados financieros, además te puede ayudar a detectar, corregir y prevenir la comisión de delitos que pongan el riesgo el patrimonio de tu organización.

Una de las premisas del actual gobierno es el combate a la corrupción en todos sus frentes. Entre ellos encontramos una clara disposición de atacar las prácticas de defraudación fiscal, aumentando el catálogo de delitos considerados como fraudulentos o representen afectaciones a las actividades recaudatorias de las autoridades hacendarias, equiparándolas incluso como temas de seguridad nacional.

Esto se ha llevado a cabo desde el inicio de este gobierno, mediante reformas a la Ley Federal Contra la Delincuencia Organizada, la Ley de Seguridad Nacional y el Código Fiscal de la Federación principalmente. 

En nuestros blogs sobre Reformas Fiscales hemos abordado las implicaciones que tienen estas nuevas dispociones y los impactos que tienen en los contribuyentes. Te daremos un breve panorama de los principales riesgos a los que están expuestos los contribuyentes ante métodos de fiscalización cada vez más agresivos.

Operaciones inexistentes

El Código Fiscal de la Federación en su artículo 113 y 113 Bis señalan la sanción de tres meses a seis años de prisión a los contribuyentes que adquieran, expidan o enajenen comprobantes fiscales que amparen operaciones inexistentes, falsas o actos jurídicos simulados.

 A su vez, se han modificado y reformado el artículo 69-B del mismo código, en el cual establece que: 

“Cuando la autoridad fiscal detecte que un contribuyente ha estado emitiendo comprobantes sin contar con los activos, personal, infraestructura o capacidad material, directa o indirectamente, para prestar los servicios o producir, comercializar o entregar los bienes que amparan tales comprobantes, o bien, que dichos contribuyentes se encuentren no localizados, se presumirá la inexistencia de las operaciones amparadas en tales comprobantes.

Defraudación fiscal

Se consideran delitos que ameritan prisión preventiva oficiosa, los previstos en el Código Fiscal de la Federación, de la siguiente manera:

  1. Defraudación fiscal y su equiparable, de conformidad con lo dispuesto en los artículos 108 y 109, cuando el monto de lo defraudado supere 3 veces lo dispuesto en la fracción III del artículo 108 del Código Fiscal de la Federación, exclusivamente cuando sean calificados, y
  2. La expedición, venta, enajenación, compra o adquisición de comprobantes fiscales que amparen operaciones inexistentes, falsas o actos jurídicos simulados, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 113 Bis del Código Fiscal de la Federación, exclusivamente cuando las cifras, cantidad o valor de los comprobantes fiscales, superen 3 veces lo establecido en la fracción III del artículo 108 del Código Fiscal de la Federación.

Delincuencia organizada

En la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada se prevé el delito de Defraudación fiscal, previsto en el artículo 108, y los supuestos de defraudación fiscal equiparada, previstos en los artículos 109, fracciones I y IV, ambos del Código Fiscal de la Federación, cuando el monto de lo defraudado supere los 7.8 millones de pesos.

Una Auditoría financiera puede ayudar a prevenir este tipo de delitos

Una Auditoría financiera bien implementada consta de tres etapas fundamentales en las cuales se detectan, corrigen y sugieren mejoras, todas con el objetivo de validar que la información financiera de una entidad sea razonable en relación con el modelo de negocio. 

Mediante una planeación rigurosa se realiza el análisis de la entidad económica para evaluar los riesgos inherentes a su actividad y las medidas de control necesarias para evitar la posible comisión de delitos de carácter financiero. 

Se debe presentar un plan de trabajo que contenga la forma en que se estudiarán y medirán los controles internos para emitir información financiera, así como toda la documentación que soporte las pruebas del debido cumplimiento fiscal.

Una vez con todo esto, se realiza un informe donde presentan los hallazgos de la auditoría financiera. En este documento brinda una evaluación de riesgos de control y un dictamen de la razonabilidad de los estados financieros de la organización. Aquí es donde se presentan los riesgos detectados, así como las mejoras operativas necesarias para la prevención de delitos de orden financiero

Ventajas más allá de la prevención de delitos

Una Auditoría financiera aporta muchas más ventajas que la prevención de delitos financieros. Destacamos las que consideramos más relevantes:

  • Tienes un diagnóstico confiable de tu organización
  • Conoces a cabalidad las transacciones
  • Tienes mayor control sobre los sistemas contables
  • Puedes medir el desempeño de la entidad económica
  • Previenes riesgos financieros o caer en actos ilícitos
  • Optimizas la utilización de los recursos
  • Mejora en los mecanismos de control interno
  • Puedes mostrar a terceros interesados en tu organización, que cuentas con prácticas financieras sanas
  • Tu organización adquiere buenas prácticas de Gobierno Corporativo
  • Ayuda a cumplir las metas financieras con eficiencia

En Lofton contamos con especialistas en Auditoría financiera, fiscal, operativa, interna, y  de cumplimiento. Todas y cada una pueden ayudar a tu empresa a ser más rentable, eficiente y con buenas prácticas corporativas. ¡Acércate con nuestros expertos, seguro te darán soluciones inteligentes a tus problemas! C. P. Enrique Garduño Torres, Socio de Auditoría de Lofton

Cotiza aquí
close slider