El Reglamento Interno en los centros de trabajo deben ser parte de una planeación contemple la función orgánica de toda empresa, que incluye las normativas para trabajadores y colaboradores, conductas, códigos de comportamiento, estímulos y sanciones en casos de incumplimiento.

Para que todo centro de trabajo cuente con un ambiente laboral positivo, orden y disciplina así como un trato cordial, digno y decente en las relaciones entre los propios trabajadores, así como entre estos y el patrón es necesario que la serie de normativas que sean claras y benéficas para la organización en su conjunto. Para ello debemos además de establecer los términos y condiciones de esta sana convivencia.

Sumando a ello, es necesario además tener delimitadas las sanciones a aplicar en casos de incumplimiento, y sobre todo que éstas se encuentren conforme a derecho; para ello contamos con lo establecido en la Ley Federal del Trabajo, (LFT).

El Reglamento, principal eje rector para la aplicación de sanciones

Toda sanción debe ser aplicada en forma proporcional y equitativa a la conducta desplegada por el trabajador, aplicada en forma objetiva y conforme al Reglamento Interno de Trabajo (RIT).

El RIT (cuyo fundamento se encuentra contenido en el Capítulo V de la LFT) tiene una relevancia especial, por ser un conjunto de disposiciones obligatorias para trabajadores y patrones, que regulan las condiciones de trabajo así como las conductas aplicables y prohibidas durante el desempeño de las actividades laborales (prestación del servicio) y/o con motivo de ellas, dentro y fuera del centro de trabajo.

Tal vez te interese leer: Las relaciones de trabajo ante la Declaración de emergencia sanitaria

Es importante aclarar que para que el RIT surta sus efectos plenos y sea considerado como un documento legal, deberá estar debidamente registrado ante la Autoridad Laboral correspondiente. Carecer de un Reglamento interno ante una visita de inspección por parte de la STPS será sancionada con multa que va de los 50 ($ 4,344) hasta los 500 ($ 43,444) veces la UMA (Unidad de Medida y Actualización), conforme los artículos 992 y 1001 de la LFT.

Asimismo, el RIT será necesario (entre otras aplicaciones) para realizar el levantamiento de las actas administrativas a trabajadores que incurran en alguna falta y consecuentemente para la aplicación de sanciones como medida disciplinaria, sin el menoscabo de los derechos laborales.

Soluciones

En Lofton contamos con abogados especializados en materia de trabajo que pueden asesorarte en la realización, depósito y registro del Reglamento interno en los centros de trabajo, así como las medidas necesarias para implementarlo salvaguardando los intereses y derechos de las relaciones de trabajo.

Categorías
CONTACTO

Oficinas Corporativas:

  • Guillermo Prieto #76,          Colonia San Rafael, C.P. 06470, México D.F.
  • +01 (55) 1500-0666
  • contacto@loftonsc.com

 

Cotiza aquí
close slider