La Reforma eléctrica afectará al comercio exterior

En días pasados fue aprobada en el pleno de la Cámara de Diputados, en lo general, la Reforma Eléctrica, presentada con carácter de preferente por el poder Ejecutivo.

La reforma puso en el ojo del huracán varios temas que a futuro podemos prever que representarán afectaciones a los sectores productivos en un rubro por demás sensible, que es el abasto y consumo de energía eléctrica, en vez de apoyar y mejorar la cuestión eléctrica del país, como el Ejecutivo pretende justificar estos cambios.  

En opinión de los expertos en el tema, la Reforma no fue por omisión, sino por cuestiones que exceden las facultades del poder Ejecutivo y por asuntos de coerción social.

La parte social la abordaremos más adelante, por ahora nos enfocaremos en las cuestiones internacionales de la aprobación de esta reforma y veremos cómo va a contracorriente de los estándares internacionales.

Impacto Internacional de la Reforma Eléctrica en el T-MEC

México es uno de los países a nivel mundial que cuenta con el mayor número de tratados comerciales. En muchos de ellos se observa una estricta vigilancia para evitar la formación de monopolios, ya sea por parte del Estado (como en este caso sucede) o de particulares. Esta es sin lugar a duda, una de las vertientes más preocupantes de la Reforma Eléctrica para el comercio exterior.

Para abordar el tema desde un ejemplo concreto, tenemos lo contenido en el recién aprobado T-MEC.  El tratado contempla en su artículo 15.5.1, inciso (a), inciso (i) lo siguiente:

Ninguna Parte adoptará o mantendrá, sea sobre la base de una subdivisión regional o de la totalidad de su territorio, una medida que imponga una limitación en el número de proveedores de servicios sea en forma de contingentes numéricos, monopolios, proveedores exclusivos de servicios, o mediante la exigencia de una prueba de necesidades económicas.

TRATADO COMERCIAL ESTADOS UNIDOS-CANADÁ-MEXICO

Contradicciones en la Reforma

Bajo este argumento, nuestro país estaría violando flagrantemente las directrices impuestas por el T-MEC, puesto que en la reforma aprobada establece cuestiones de suma importancia para la productividad del país, como son la distribución eléctrica a particulares, en la cual se pretende:

  • Eliminar el criterio económico de despacho.
  • El Centro Nacional de Control de Energía deberá despachar toda la energía generada por La Comisión Federal de Electricidad.
  • Despachar como última instancia la energía generada de manera solar o eólica para combinarla con el ciclo combinado de los particulares.
  • Se pretenden eliminar la obligación de que la CFE esté obligada a comprar electricidad mediante subastas, lo que le impediría acceder a precios más competitivos.

Retomando lo dicho por el artículo 15.5.1, el Gobierno mexicano estará limitando el número de proveedores de servicios, a pesar de que los particulares son los que mayor inversión y mejor reducción de costos generan.

Ahora se privilegia que las centrales de la CFE tengan prioridad, a sabiendas que son energías más contaminantes y representan mayores costos.

Una reforma que va en contra de la tendencia mundial de generación de energías limpias

Así mismo, se estaría violentando el Acuerdo de Paris de 2016 en el cual se pretende que México genere el 35% de su electricidad con energías limpias para 2024.

Ya que se modifica el otorgamiento de Certificados de Energía Limpia con los cuales, las plantas de la CFE que no cuenten con las adecuaciones de generación limpia o que tengan tecnologías obsoletas podrán acceder a los certificados sin importar lo contaminante que resulte la generación de energía en dichas instalaciones, en detrimento de plantas eólicas o solares y en consecuencia de cualquier proyecto de inversión que se pretenda en este rubro.

Además de esto, la reforma también hace énfasis en la revocación de contratos ya que, con el discurso de ‘eliminar la corrupción’, se podrá revisar tanto la legalidad como la rentabilidad de aquellos productores que el Estado considere que caen en actos constitutivos de fraude a la ley.

Si no existen criterios transparentes para estas revisiones de contratos, pueden tener un uso faccioso, de índole político que nada tendría que ver con cuestiones de eficiencia energética.

Implicaciones de la Reforma eléctrica al comercio exterior nacional

Uno de los impactos significativos de la Reforma eléctrica al Comercio Exterior es que, de un modo muy certero, se desincentiva la inversión extranjera directa dentro del rubro energético, debido a la eliminación de la obligatoriedad de las subastas eléctricas.

¿Qué quiere decir esto?, que CFE dejará de comprar a los productores que compitan por vender la energía más barata y limpia, ya que existe la falsa idea de que este tipo de generación es intermitente y abusiva hacia el usuario.

Cabe mencionar que existen proyectos de inversión privada que se están enfocando en la elaboración de energía limpia y que la cancelación de estos implicaría altos costos al gobierno, como el caso del NAICM de Texcoco.

Esto también tiene la consecuencia de que perderíamos competitividad a la exportación por la misma cuestión, y en su lugar para abaratar o mitigar estos incrementos, es muy posible que tengamos que importar productos que aun podemos elaborar nosotros y los costos de transporte o almacenaje también se verían afectados.

Se prevén afectaciones también en otros sectores productivos

Ahora bien, el impacto a la gente común se puede transmitir de dos modos en los cuales ambos se relacionan a una sola situación, la cual es, altos costos al servicio eléctrico y a la compra de bienes.

Como ya vimos, quitar la obligación de subastas de energía que mejore costos solo puede tener como consecuencia un previsible aumento en los costos de generación de energía, por lo menos en lo que se establecen las nuevas reglas de operación.

Es decir: para elaborar productos se requiere de energía eléctrica, si el costo de esta aumenta, estos se trasladan al usuario final por lo cual compraremos productos y servicios más caros.

Conclusiones

La iniciativa de Reforma Eléctrica del Ejecutivo, si se avala tal como se encuentra en la propuesta preferente, tendrá consecuencias a las operaciones de comercio exterior, a nivel legal, de costos al usuario final y a nivel internacional.

  • A nivel comercial, es sabido que impedir la libre competencia, privilegiar los monopolios del estado sólo desincentiva la inversión, en este caso de en energías limpias, un tema urgente en nuestro país y el mundo.
  • En el plano legal, la incertidumbre jurídica que representa una reforma de este calado tendrá consecuencias previsibles como son amparos, juicios de inconstitucionalidad y afectación de la libre competencia. Se abrirá entonces un largo camino jurídico que puede impedir el avance de esta reforma, complicando aún más el escenario actual.
  • En cuestión de costos se ve la afectación al privilegiar la generación de energía por parte del Estado en detrimento de particulares, a pesar de que esto implique mayores costos de producción. Esto tendrá una escalada que afectará toda la industria nacional y por lo tanto, se verá también reflejada en un aumento de precios del consumidor final.
  • Por último y no menos importante, se envía una pésima señal hacia el exterior, ya que México había mostrado avances importantes en la generación de energías limpias por medio de particulares. Ahora la visión será la de un Estado rector que sigue apostando todo por energías más contaminantes.

LRI Iván Santoyo-Gerente de Comercio Exterior de Lofton

ENLACES RELACIONADOS:

  1. Aspectos laborales en el marco del T-MEC
  2. T-MEC y la industria automotriz
  3. ¿El T-MEC sólo beneficia a grandes empresas? Conoce las ventajas del T-MEC para PYMES
Cotiza aquí
close slider