Contar con un despacho contable para tu empresa puede convertirse en una inversión que te dé resultados de manera inmediata y en el corto plazo. Seguramente si eres pequeño o mediano empresario tienes un área o varias personas destinadas para ello, y crees que es más que suficiente. Pues bien, para responder la pregunta que encabeza nuestro artículo, te podemos decir que una vez que contratas un despacho contable para tu empresa, éste se volverá indispensable. ¿Por qué? Un servicio contable para tu empresa no sólo cumplirá con tus obligaciones, sino que se centrará en un objetivo más alto: generar valor y rentabilidad a tu empresa.

“Mi empresa no es lo suficientemente grande como para contratar servicios de contabilidad”

Un servicio profesional que genere valor, rentabilidad y garantice un correcto cumplimiento de tus obligaciones sin importar el tamaño de tu empresa, siempre con profesionalidad y experiencia, cubrirá por sí mismo su costo.

“Mi área funciona bien con las personas que tengo a cargo”

Probablemente tienes un área de contabilidad que entera los pagos de impuesto y hace las declaraciones correspondientes, no has tenido problemas mayores con ello. Bien, un servicio profesional va mucho más allá del pago de impuestos y declaraciones, te proporciona la información precisa del estado financiero de tu empresa, así como las estrategias para mejorarlo, para que tú tomes decisiones clave.

“La autoridad nunca me ha solicitado requerimientos extras”

Si ese es tu caso, qué bien, sin embargo debes tener en cuenta que cuando las autoridades hacendarias hacen alguna visita de verificación o solicitudes de información es muy importante saber con precisión qué documentación debes reportar. Cuando la autoridad hace este tipo de solicitudes, que las desahogue un experto es la mejor estrategia para blindar tus operaciones y evitar una fiscalización más agresiva.

“Un despacho contable es muy costoso y no puedo pagarlo”

Como señalamos anteriormente, los servicios contables profesionales se adaptan a la realidad de tu empresa y actúan en función de tus necesidades. Por ello no es una cuestión de número de empleados, tamaño del negocio, si no de optimizar y mejorar tus procesos contables.

Contar con un despacho contable para tu empresa puede ser el inicio de una mejora continua de tus procesos de contabilidad y de tu organización en general. Al dejar este rubro fundamental en manos de expertos, tendrás la seguridad no sólo de cumplir con tus obligaciones fiscales, si no de blindar tus operaciones ante inspecciones por parte de la autoridad, así como tener información precisa, que te ayude a tomar mejores decisiones.

Editorial Lofton.

Cotiza aquí
close slider