EFOS y EDOS, dos amenazas para tu empresa que te urge conocer

Simulación, lavado de dinero y evasión de impuestos son los delitos que el gobierno ya no quiere dejar pasar, y en su combate contra estas prácticas fraudulentas ya no se distingue entre el contribuyente ignorante y el cómplice. 

Mucho se ha escuchado y leído en los últimos meses sobre el terrorismo fiscal de la autoridad hacia el contribuyente. Más precisamente, desde que se formalizó la Reforma Fiscal ha habido un auge de desinformación sobre temas fiscales que buscan generar incertidumbre en vez de claridad. Lo cierto es que sí hay algo de qué preocuparse es de no haber obtenido una factura de una EFOS  o haber realizado una factura para una EDOS.

¿Qué son las EDOS y las EFOS?

Los EDOS (Empresas que Deducen Operaciones Simuladas) y EFOS (Empresas que Facturan Operaciones Simuladas) son las figuras jurídicas que realizan prácticas evasoras, a través de emitir o dar efectos fiscales a operaciones inexistentes. Éstas están estipuladas en el Código Fiscal de la Federación, en su temido artículo 69-B. 

¿Qué caracteriza a una facturera EDOS y EFOS?

Existen supuestos bastante rigurosos para identificar a las empresas que coloquialmente llamamos factureras. Algunas de las características más obvias, y que podrías identificar con el mínimo de información sobre tu proveedor, son las siguientes:

  • Son empresas de reciente creación
  • No son localizables a través del contacto dado al SAT
  • No hay empleados, maquinaria o inventarios
  • Si existen dos empresas en el mismo domicilio fiscal y realizan operaciones entre sí
  • No hay actividad económica durante las visitas de verificación
  • Si se facturas principalmente servicios

Cuando el SAT detecta que algún contribuyente está cayendo en varios de estos supuestos, notificará al contribuyente a través del Buzón Tributario del Portal del SAT. Es decir, que si tú has trabajado con algún colaborador o realizado alguna transacción con una EDOS o EFOS, probablemente seas notificado primero a través del Buzón Tributario. 

Tal vez te interese: ¿Ya te diste de alta en el Buzón Tributario? El SAT podría multarte. 

Soluciones

Lo primero que debes entender es que las EFOS y EDOS han proliferado en los últimos años de manera drástica, por ello la autoridad está haciendo especial hincapié en su fiscalización. Esto quiere decir que no es un asunto de haber o no realizado un acto ilícito, sino de estar al corriente en tus obligaciones fiscales y revisar la información de tus proveedores.

El SAT publico recientemente la actualización de las Listas Negras, donde se estipula qué empresas están en investigación, cuáles tuvieron sentencia definitiva y cuáles tuvieron sentencias favorables. Ésta es una herramienta con la que deberás trabajar cada que realizas una operación con un cliente o proveedor nuevo. 

Tal vez te interese: Listas Negras del SAT: Ya puedes saber si tus proveedores están en problemas. 

El cumplimiento de tus obligaciones fiscales es esencial para la autoridad hacendaria. Tener una estrategia fiscal y constantes auditorías internas te puede prevenir de una revisión o verte obligado a preparar una defensa penal o fiscal. En Lofton tenemos especialistas en cada área legal, fiscal y mercantil, además de ser expertos en el mejoramiento de procesos y gestoría de procesos. Escríbenos para recibir más información. 

Editorial Lofton

Categorías
Cotiza aquí
close slider