Mitos que impiden el crecimiento de las PyMES en México-Auditoría estratégica

En nuestro país existen más de 4 millones de negocios considerados como pequeñas y medianas empresas (PyMES). Su contribución económica es muy importante para México, ya que general más del 70% de los empleos formales y aporta más de la mitad del PIB.

Según el INEGI, el promedio de vida de una PyME es de 8 años, pero este indicador se ve afectado por región, giro del negocio y sobre todo si se cuenta con una planeación de y organización de sus procesos.

Sin embargo, la conformación y duración de muchos de estos negocios se ven afectadas por una serie de mitos que es necesario romper.

Mito 1: Las PyMES no requieren de planes estratégicos

Es común que los pequeños y medianos negocios se enfoquen en la venta dura de sus productos o servicios, sin contar con planes guía que permitan optimizar recursos o mejorar procesos.

Pues bien, todo negocio, independientemente de su tamaño, es susceptible de adoptar estrategias que les permitan mejorar sus ventas o aumentar la calidad de sus productos o servicios. El primer mito que hay que derribar es este, pensar que los planes estratégicos son sólo para grandes empresas.

No importa el giro de tu negocio, sino en entenderlo desde una visión corporativa, cosas que en la mayoría de los casos se pasa por alto. Los argumentos de que “mi negocio es pequeño” o “sólo me dedico a vender mis productos” impiden implementar mejoras en los procesos clave.

Mito 2: Mi empresa es familiar, no corporativa

En México, más del 90% de las empresas son conformadas con familiares. Esto tiene más desventajas de las que pensamos. La principal es trasladar la jerarquía e idiosincrasia familiares al modelo de negocio. Lo que diga el jefe del negocio se realiza sin consulta ni plan, como si fueran decisiones familiares.

Que una empresa sea familiar no significa que no pueda contar con una planeación estratégica para mejorar las operaciones más importantes, con el fin de las decisiones sean tomadas con base en criterios de negocio claros, y no como se toman las decisiones al interior de una familia.

Si se cambia esta visión y se comienza a pensar en el negocio desde un enfoque corporativo, cualquier empresa podrá establecer objetivos claros, que se enfoquen en el crecimiento, es la adaptación del negocio, que sea una empresa sustentable. Esto dará confianza al equipo de trabajo y mejora la relación con clientes habituales o futuros.

Mito 3. Los productos que ofrezco se venden bien, no requieren valor adicional

La mayoría de los negocios que ofrecen productos tienen muy delimitadas las características que deben cumplir para que sean vendibles. Casi siempre se habla del precio, calidad, diseño o empaque y se considera suficiente para adquirirlo o buscar venderlo

La realidad es que ninguno de estos elementos, por sí solo, puede superar las expectativas del cliente.

Para lograrlo de manera eficaz es muy importante ofrecer satisfactores adicionales que acompañen al producto o servicio. Todos tienen que estar centrados en mejorar la experiencia de compra, o que el producto solucione o resuelva más problemas de los que se espera de él.

Mito 4: Innovar es muy costoso

En México ni las PyMES ni las grandes empresas se caracterizan por invertir en innovación. Una de las principales causas de este problema es creer que la innovación es muy costosa. Nada más lejano de la realidad.

Una auditoría bien implementada, puede ayudar a que cualquier negocio identifique los procesos más susceptibles de automatizarse a costos relativamente bajos.

Innovar en la empresa ayuda a reducir tiempos y costos de operación; tener protocolos de las operaciones, ahorrar recursos, disminuir los errores y tener mayor control de toda la cadena de valor del producto o servicio.

Mito 5: Mi empresa no necesita cultura organizacional

Como ya vimos, la mayoría de las PyMES en México son formadas por familiares, lo que hace que se piense en una empresa familiar, y no un negocio que deba tener una cultura organizacional clara.

Pensar a una PyME como una organización con su propia cultura de negocio permitirá enfocar todo el esfuerzo hacia metas claras, que vayan más allá de las ganancias y las utilidades.

Una cultura organizacional debe contemplar contratar a las personas que realmente necesita el negocio, y no al primo o al tío que se quedó sin trabajo. Debe de contar también con un líder que busque mejorar continuamente. No se debe de dejar fuera la capacitación constante.

Soluciones Lofton

Toda PyME es susceptible de mejora sus procedimientos clave para obtener mejoras objetivas y medibles.

Como vimos, entender a las empresas desde un enfoque corporativo permitirá mejorar los procesos, innovar y generar valor a los productos y servicios.

Si quieres transformar a tu PyME en una organización con valores corporativos sólidos, que mejoren tu modelo de negocio, la clave es realizar una auditoría estratégica que ofrecemos en Lofton, Servicios Integrales.

Con nuestra auditoría estratégica acompañamos a tu negocio a detectar las áreas que pueden mejorarse, realizarse de forma automática, con menores costos.

Las ventajas las podrás medir en cada momento, y te garantizamos aumentos reales de ventas y mejora de tus servicios. Y lo más importante, nos adaptamos al modelo y tamaño de tu negocio para ofrecerte soluciones reales.

C.P. Enrique Garduño Torres

Socio de Auditoría

Enlaces relacionados:

Whatsapp

Categories:

Cotiza aquí
close slider












Call Now Button